.
 
.
EDITORIAL - 06/01/11

Aunque le pongan otra camiseta

Todos lo piden. Falcioni en Boca, Ramón en el San Lorenzo, pero a Erviti le calzaron otra camiseta. No le queda a su medida y esta claro que no hacemos referencia a la de Banfield, la que sí luce y brilla en su delgada y enorme figura a la vez. Sin su voluntad, al 10 del Taladro le tocó la casaca que los medios nacionales se encargan de colocar una vez iniciado el verano, cuando la pelota se detiene, para protagonizar la novela que inunde los diarios, revistas y programas ya sean radiales o televisivos. El objetivo es claro y sencillo, de público conocimiento aunque traten de disimularlo: tapar huecos y rellenar espacios muertos de futbol y cuestiones afines, abanicando asuntos económicos, tironeos por jugadores, caprichos de entrenadores y supuestos.

Y si nos detenemos en el caso puntual de Banfield, el que nos afecta e involucra de forma directa, la fórmula es similar -sino idéntica- a la de junio pasado cuando River insistía por la zurda habilidosa de Walter Erviti. Elaboran conexiones de allegados, esos personajes que dicen y hacen desde el anonimato para no verse involucrados cuando el rumor sale a la luz de las cámaras o se hacen oír a través de un micrófono de radio. La información se ve procesada a través de una fuente telefónica que impide ser revelada, o mismo se halla distorsionada que hacen pensar en un futuro irreversible que se mete en el mundo de las hipótesis, pero con el aditivo de hacerlas creer reales.

Mientras tanto, el hincha que desea tenerlo en su equipo, ya fuere el de Banfield, San Lorenzo o Boca se ven anegado en un mar de especulaciones a causa de una visualización que tiene como propósito meter presión desde afuera de la línea de cal. Fuera de juego. El agotamiento de recursos para estirar los capítulos que tienen como figuras estelares a Erviti, Portell y quien comente tan sólo una mínima intención por llevárselo, hacen ponerlos en evidencia.

Cuando antes levantaban polvareda, ahora se sólo humo. Tendencioso, repetitivo, es escuchar o leer que el deseo de Erviti es cambiar de aire cuando él mismo se encarga de rectificar esas líneas que se reproducen y multiplican con la única intención de generar controversia. Confunden para vender, que bien. Pero cuando las exageraciones denotan malas intenciones, todo se pierde. Como el tiempo. Walter es de Banfield, se tiene que quedar. Aunque algunos pretendan ajustarle otra camiseta, él siempre las pide suelta para forzar el camiseteo y generar una situación de peligro. Para el juego con pelota, no mediático..


Por @notibanfield - jmtevez@notibanfield.com.ar
.
.
COCOLONANEL OPTICA VIAMONTE COCOLONANEL
.
Notibanfield es realizada por hinchas de Banfield para hinchas de Banfield. Sitio On Line desde el 14 de febrero de 2009, año en que cumplimos el sueño.